Con apoyo de Promigas, más de 400 familias del caribe colombiano han reactivado 190 hectáreas de cultivos

Compartir en:
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

  • En el marco del Día del Campesino, que se conmemora hoy, Promigas, Surtigas y su Fundación Promigas presentan avances de su proyecto Manos al Campo.
  • Esta iniciativa busca fortalecer las habilidades técnicas, asociativas e ingresos de 408 familias campesinas en los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y La Guajira.
  • En el último año, sus beneficiarios han reactivado más de 190 hectáreas de tierras y han cosechado cerca de 34 toneladas de alimentos para consumo y comercialización.

Cartagena, 2 de junio de 2022. Los campesinos del Caribe colombiano siguen reactivando sus tierras luego de la pandemia. En el marco del Día del Campesino, Promigas, Surtigas y su Fundación Promigas presentan avances del proyecto Manos al Campo, que busca incrementar los ingresos y contribuir a la seguridad alimentaria de 408 familias productoras rurales en los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y La Guajira, fortaleciendo sus habilidades técnicas, asociativas y empresariales.

En el último año, las familias campesinas beneficiarias del proyecto de Promigas han incrementado sus ventas en un 28% con respecto a los registros de temporadas anteriores, contribuyendo así a una mejor calidad de vida y fomentando una productividad sostenible en sus territorios.

“Con Manos al Campo brindamos acompañamiento a las familias campesinas ubicadas en zonas de influencia de Promigas y sus compañías. Más de 400 familias campesinas han desarrollado mejores prácticas en su actividad agrícola a través de asesorías permanentes y especializadas. Por ejemplo: pasaron de generar $40.000.000 en 2021 a $51.200.000 en lo que va de 2022”, explicó Marcela Dávila, directora ejecutiva de Fundación Promigas.

En Manos al Campo, los beneficiarios también reciben insumos para la adecuación del suelo y semillas para el aumento de su producción, un apoyo integral que fortalece el desarrollo económico de las familias campesinas que, hasta la fecha, han logrado preparar y sembrar más de 190 hectáreas de tierras y cosechar cerca de 34 toneladas de alimentos, entre maíz, ñame, melón, patilla, berenjena, habichuela y fríjol, cuyas ventas alcanzan los $100 millones en diferentes vitrinas de comercialización.

“Este apoyo de Promigas nos ha ayudado a crecer en nuestras labores porque anteriormente trabajábamos con las uñas. Literalmente, Manos al Campo me ha dado una mano para fortalecerme como productor rural”, dijo Nicolás Redondo, beneficiario del proyecto en el municipio de Dibulla, en La Guajira.

Uno de los hitos del proyecto Manos al Campo es la participación de las mujeres rurales. En Sucre y Córdoba, mujeres indígenas lideran el proceso de cultivos y cuentan con acceso a los medios de producción, cumpliendo un rol fundamental en su seguridad alimentaria y generación de ingresos. Igualmente se destaca que, pese a la pandemia, las familias beneficiarias mantuvieron activos sus procesos productivos.

Próximamente, los beneficiarios del proyecto Manos al Campo participarán en estrategias enfocadas en la comercialización de sus productos con el apoyo de Promigas, Surtigas y su Fundación, promoviendo así el desarrollo sostenible de 408 familias campesinas que hoy tienen una mejor calidad de vida en la región Caribe.

Comunicaciones Fundación Promigas

Celular: 3185287457

Correo electrónico: erwin.sarmiento@fundacionpromigas.org.co